El proceso de la fotocerámica es muy sencillo, aunque requiere de unos conocimientos mínimos de informática, a continuación le indicamos todo lo necesario para empezar.

1. Ordenador: Se recomienda el uso de Pc con Windows 7 o Mac

2. Software de edición: Photoshop, Adobe ilustrator, Corel Draw…

3. Impresora: Puede elegir entre equipos A4 y A3

4. Conjunto de colores: Puede elegir el que mejor se adapte a sus necesidades

5. Papel de transferencia: Existen de varios tipos y medidas

6. Laca: Dependiendo del acabado existen diferentes tipos de lacas con o sin fundente, recomendamos su aplicación con pantalla serigrafica

7. Material: Se puede usar sobre cualquier soporte cerámico, vidrio o metal esmaltado  previa prueba (tazas, jarras, baldosas, vajillas, vasos, cristaleras etc)

8. Horno: Puede utilizar cualquier horno cerámico, recomendamos con control programador automático.